Categoría donde desgranamos cada una de nuestras soluciones para eventos, congresos y festivales. Además también compartimos soluciones que hemos diseñado tanto para el sector turístico como soluciones para diseñar las ciudades inteligentes del futuro. Todo ello implantando nuestra tecnología y con ayuda de nuestra plataforma que permite una integración sin intrusión en los sistemas existentes, y de forma transparente el acoplamiento a la identidad gráfica, las directrices de diseño y experiencia de usuario del sistema, para cualquiera que sea el entorno en el que estos tengan que ser implantados.

Os queremos contar que tenemos listo para su uso una nueva aplicación en el sistema de Intelify, en este caso, para centros de formación. El sistema está compuesto por diferentes componentes: dispositivo Intelify y ítems personales que pueden ser teléfonos móviles (NFC), tarjetas o lectores de códigos QR.

Con un simple gesto, todo tipo de centros de formación (universidades, centros de formación, escuelas, entre otros) podrán:

* Conocer quién asiste a clase
* Conocer a qué hora empieza la clase
* Conocer la opinión de los asistentes a esa clase sobre la misma
* Enviar las notas, apuntes, vídeos, etc. exclusivamente a los asistentes de la misma.
* Socializar la presencia de los asistentes, tanto en redes sociales públicas (Facebook, LinkedIn, Twitter) como en privadas

Asistencia a clase y puntualidad
El control de asistencia a clases se hace actualmente de manera arcaica. Se pasa un folio donde los asistentes firman su presencia y que posteriormente es tabulado de manera manual por parte de algún administrativo. Con el sistema Intelify, automáticamente todo se contabiliza en tiempo real el % de personas que van a clase. Lo mismo ocurre para los profesores, cuya asistencia no se contabiliza de manera automatizada sino mediante inputs humanos. El sistema permite saber si las clases comienzan con puntualidad y el % de retraso por parte de terceros.

Envío de información asociada a la clase
Actualmente se tiene numerosos repositorios donde se aloja el material que se imparten en las clases. El proceso es tedioso conforme los usuarios cuentan con más y más repositorios de material. Se propone que la organización del material se puede hacer siempre utilizando el correo electrónico, de tal manera que los usuarios que pasen su ítem por nuestro dispositivo, podrán recibir en tiempo real un correo con los enlaces al material donde se encuentra. De esta manera el alumno siempre tendrá a su disposición el material ordenado en su propio correo electrónico, que sigue siendo la herramienta más utilizada por parte de los usuarios.

Opinión de asistentes
El sistema permite generar encuestas para que los propios asistentes puedan recibir una encuesta, que podrá ser contestada de manera anónima o no, donde puntúen los aspectos más importantes del propio servicio referido, en este caso, la clase impartida por parte del profesor.

Conexión con redes sociales

Menciones @doitsocialEl sistema permite que los asistentes a las clases puedan postear en sus propias redes sociales su asistencia a las propias clases de tal manera que el hecho de hacer un check-in como tal, pueda ser automatizado de manera completa. Las redes sociales que se pueden automatizar son Facebook, LinkedIn, Twitter, Foursquare o privadas como Yammer.

En las oficinas de Ciudad 2020, como no puede ser de otra forma, usamos nuestra propia tecnología internamente. Como ejemplo de una de las funcionalidades que pretende ofrecer Do it Social a empresas, hemos instalado un sistema de control de presencia basado en Do it Social.

El personal de la oficina posee una tarjeta personalizada que debe pasar por el punto Do it Social ubicado a la entrada de la oficina cada vez que accede a las oficinas. Cuando se pasa la tarjeta, no sólo se tiene un control de la presencia de las personas que se encuentran en la oficina, su hora de entrada, etc., sino que también se aprovecha esta acción para publicar en redes sociales que acabamos de llegar a la oficina. Estas frases se van modificando todas las semanas y, de esta forma, tanto nuestros clientes, amigos, posibles partners… saben que nos encontramos en la oficina, la empresa tiene un control exhaustivo del tiempo que pasamos en nuestro lugar de trabajo, y además colaboramos a la imagen de marca en social media.

Si le damos un sentido más amplio, este sistema no sólo es válido para una oficina, sino que se puede aplicar a cualquier comercio que desee tener presencia en redes sociales pero que, bien por falta de tiempo, o por falta de recursos, no lo haga todavía.

Pongamos de ejemplo una peluquería, que es un caso que nos gusta mencionar: es clásico que las mujeres vayamos a la peluquería a que nos corte o nos peine una persona en particular porque nos gusta como nos deja. Hasta ahora, tenemos que llamar por teléfono y asegurarnos de que esa persona estará allí para atendernos. ¿no sería mejor automatizar todo este proceso? Si le damos una tarjeta a nuestros empleados y, con tan sólo pasarla por un lector, se publicara en nuestra fan page de Facebook que “acabamos de abrir y le atenderán hoy Sara y Mónica”, facilitaríamos enormemente el proceso anteriormente descrito para los clientes y para el comercio. Si además el sistema nos permite publicar cuales son las ofertas de hoy (por ejemplo, el menú del día en un restaurante), el trabajo de community management está hecho.

El pasado mes de agosto fuimos elegidos por la productora CEDECOM para realizar una cápsula sobre Ciudad 2020 y nuestro producto City Analytics para ‘Andalucía es’. Se trata de una cápsula de 1’30’’ de información donde se destacan las empresas pioneras de Andalucía o los lugares de mayor interés… todo lo que se hace desde Andalucía y que es pionero o innovador.

Por aquí salen las caras de los compañeros que realizan día a día un duro trabajo para que la tecnología funcione y para que sigamos avanzando para ofrecer cada día un servicio mejor.

Desde aquí queremos agradecer al equipo de grabación que pasó con nosotros una mañana entera y se empapó de nuestra tecnología, donde estamos y hacia dónde nos dirigimos.

Desde que Do it Social está en el mercado, son muchas las personas y empresas que se han interesado por el producto y sus posibilidades. El servicio “base” que ofrecemos es un lector que tiene el tamaño de un disco duro, pero el envoltorio puede ser tan imaginativo como el cliente desee.

Para EBE11 hemos diseñado dos tipos de totems:

CHECK-IN POINT

Es simple, el cliente que pase su acreditación de #EBE11 por estos puntos, que estarán estratégicamente ubicados en las los accesos de las salas de conferencias y talleres, publicarán en sus redes sociales un “check-in” indicando que están ahí. El post tendrá una estructura similar a esto:

“Estoy asistiendo a nombre de conferencia con nombre de ponente en #EBE11″.

De esta forma, podrá compartir con sus amigos y followers su actividad sin necesidad de usar un smartphone, tablet o pc.

 

FOLLOW POINT

El Follow Point sirve para, como su nombre indica, hacer un “follow” a los perfiles de una empresa en Twitter, Linkedin o publicar un “me gusta” en su perfil de Facebook.

La mecánica es exactamente la misma que en el anterior, es decir, la misma acreditación se pasa por este punto que será ubicado en la zona de acceso al pabellón y automáticamente el usuario se hará seguidor de los perfiles de #EBE11 en redes sociales.

OTROS SOPORTES

La forma de vestir Do it Social dependerá de lo que necesite el cliente. La forma básica es un tótem como el que hemos puesto en EBE, o incluso puede ser más pequeño si disponemos de un lugar reducido, pero si lo que se está buscando es mayor interacción de los clientes o visitantes, un kiosco interactivo puede ser la solución.

Un kiosco interactivo permite hacer fotos, colgarlas en las redes sociales, y como su nombre indica, mayor interacción de los clientes con la marca.

Podrán colgar opiniones, difundir de forma más flexible la marca que los implante.

Cada diseño es a medida, y se hará conforme a las especificaciones de cada cliente, para una mayor personalización del producto y servicio.

 

 

Viajaba ayer hacia Granada y mientras conducía por la carretera, no pude dejar de fijarme en el cartel de la gasolinera Repsol que se veía desde 1 kilómetro antes. Evidentemente la razón de la altura del anuncio era transmitir a los conductores que existe una gasolinera más adelante y que tienes la oportunidad de echar gasolina si lo necesitas. Cuando pasé cerca de la misma sin detenerme, al lado había otro cartel también de enormes proporciones indicando el precio de las 5 ó 6 gasolinas existentes. El objetivo de ese cartel es informar a los usuarios de los precios de la gasolina.

Sin embargo, a mi esa información no me transmitía nada de nada. Y no lo hacía porque ni sé yo el precio de la gasolina ni sé comparar con otras gasolineras del entorno ni si era muy cara o muy barata. Es decir, el objetivo del cartel no cumplía su misión conmigo, aunque probablemente sí lo haga con otros.

Pensaba entonces cómo podrían rediseñarse los carteles de las gasolineras para intentar dar el máximo de información a todo tipo de conductores y rápidamente pensí en los códigos de colores y de cómo los mismos podrían ser asociados para que dieran información sobre la conveniencia o no de mi parada en función de un color.

  • Color rojo: gasolina más cara que en otro sitio
  • Color amarillo: gasolina similar a otro sitio
  • Color verde: gasolina más barata que en otro sitio

Me vino a la mente que ante esa tesitura, un potencial cliente de este servicio (gasolineras) podrían decir que nos le interesa nunca ofrecer la información en tiempo real porque en caso de ser más cara que ningún otro sitio, indicarían que no entres a consumir.

Siendo esto verdad, también es verdad que aquella empresa que quisiera basar su estrategia en precios bajos y calidad de servicio, casi siempre estaría encendida en verde, lo que probablemente llevaría a más clientes a su servicio. También habría aquellos que dijeran que se puede utilizar la información y ofrecerla para su visualización a través de dispositivos móviles.

Ocurre lo mismo en las ciudades y en la gestión de la circulación de calles de un único sentido. Éstas son de un único sentido porque no hay información suficiente para los que conducen que no te vas a encontrar con un vehículo de frente. Sin embargo, una combinación inteligente de LEDs empotrados en las calles y de dispositivos de reconocimiento de llegada de vehículos, permitiría de manera fácil poder hacer que las calles de una única dirección se convirtieran de dos direcciones. En ese momento, la circulación en los cascos históricos se revolucionaría por completo.

En la era de la sobreabundancia de la información y del uso de gadgets, habrá mucha parte de la población que no quiera tener que depender del uso de dispositivos para tomar una decisión, simplemente por experiencia de usuario y que prefiera tener que depender de sus sentidos naturales para la toma de decisiones

Los códigos de colores dinámicos, que hacen uso de la información del entorno y que cambian para ofrecer información para la toma de decisiones, van a ser uno de los campos emergentes a medio y largo plazo. En un mundo hiperconectado, no sólo hace falta pensar en dispositivos con todo tipo de información, sino en saber combinar la información que se tiene y poder ofrecerla para la toma de decisiones correcta de la mejor manera posible, y en esa, no siempre son los dispositivos móviles.

Existe una agria polémica en la ciudad de Córdoba sobre la peatonalización integral o no de uno de los ejes más importantes de la ciudad: la calle Cruz Conde. Por una parte, se encuentran los comerciantes quienes demandan una peatonalización integral de la calle (hasta hace 1 año de acceso al tráfico rodado), mientras que por otra se posicionan los vecinos, taxistas y otros colectivos en favor de la movilidad, que reclaman en mayor o menor medida el acceso de vehículos, bien sean sólo transporte público, carga y descarga o taxis.

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

la Calle Cruz Conde

Calle Cruz Conde

Uno de los argumentos esgrimidos por los comerciantes de la calle Cruz Conde es que la tranquilidad que tienen los peatones para pasear por la calle se vería afectada por el paso de vehículos. No es lo mismo saber que estás en una calle en la que aparentemente no pasan coches, que en una que sabes que puede llegar a pasar transporte público.

Independientemente de las razones que tienen cada una de las partes, encontramos que este tipo de argumentos son fácilmente solventables mediante información visual. Incluir señales visuales y sonoras sobre la llegada de un vehículo integrados en el propio mobiliario de la propia calle, permitiría poder avisar de la llegada de vehículos y que de una manera transparente, avisar el resto de peatones de la llegada de un potencial peligro.

[/fusion_builder_column][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

Calle Ambrosio de Morales

Ocurre lo mismo en la gestión de la movilidad en las calles estrechas de las ciudades que cuentan con un casco histórico. Actualmente esas calles sólo son de una sola dirección. Sin embargo, son de una sola dirección, porque se desconoce si viene un vehículo en dirección opuesta no permitiendo de esta manera que puedan circular ambos de ellos. Sin embargo, ¿qué ocurriría si las calles estrechas fueran de doble dirección gracias a un sistema que priorizara el tráfico para unos y otros? Automáticamente, la movilidad sería mucho más fluída porque los vehículos circularían siempre por aquellos trayectos que unieran los puntos de la manera más rápida posible.

Este tipo de interfaces visuales aunque también sonoros incrustados en mobiliario de la ciudad van a ser mainstream en los próximos años en nuestras ciudades. Sólo queda tener la visión para saber promoverlos en las ciudades inteligentes, en las smart cities tan en boga ahora.[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Hace un par de meses, hablábamos por aquí de cómo en Ciudad 2020 incorporábamos a nuestra plataforma de tecnología la socialización de todo tipo de agentes presentes en la sociedad. Cuando hablamos de socialización, nos referimos a la digitalización y difusión de las acciones que las personas llevamos a cabo en la vida real. Esto es lo que viene haciendo desde hace ya un par de años Foursquare, Google Latitude, Facebook, Gowalla, o Brightkite por nombrar algunos de ellos. Sin embargo, creemos que el proceso que ha de llevarse a cabo para socializar dónde te encuentras y qué estas haciendo, es todavía, poco usable para la gran mayoría de las personas. En el caso de la mayoría de estas aplicaciones el proceso es el siguiente :

* Lanzamiento de la aplicación
* Conexión con el GPS del dispositivo
* Aparición de lugares alrededor
* Búsqueda del lugar donde quieres hacer check-in
* Pulsas en hacer check-in
* escribes lo que quieres decir
* incluyes si quieres compartirlo con amigos
* Lo publicas

Es un proceso que lleva al menos 25 segundos para digitalizar la acción de decir “estoy aquí”. Desde un punto de vista de usabilidad y simplemente para indicar al resto de tus followers, amigos o fans, que te encuentras en un sitio, es excesivo. Además, durante todo ese tiempo, tu atención sólo se encuentra en el dispositivo ignorando, si vas acompañado, a la persona que se encuentra a tu lado :o.

Esta es la razón por eso que siempre hemos pensado en la importancia de la transparencia en el uso de la tecnología. Los sistemas de información tienen que ser lo suficientemente transparentes para que no se requiera el uso “poco natural” de la tecnología, especialmente en acciones tan simples como la de indicar al resto de amigos dónde te encuentras.

Personalmente creo que esta es una de las razones, además de la privacidad y de la conceptualización de lo que realmente es un check-in (saber las implicaciones), por las cuales los check-in como tal no funcionan de manera mainstream entre todos los usuarios.

Fruto de esas reflexiones, es el servicio Do it social que en Ciudad 2020 presentamos.

Conectar la realidad es a lo que nos dedicamos en Ciudad 2020. A analizar lo que ocurre en el entorno, recopilar esos datos e interpretarlos para posteriormente difundirlos. Es por eso que estamos contentos de anunciar la incorporación de un nuevo servicio en Ciudad 2020: socialización de trabajadores y clientes de manera sencilla, rápida y divertida

Con un dispositivo autónomo como el nuestro (Intelify), unido a tarjetas, llaveros o pegatinas especiales, somos capaces de conectar la actividad de los clientes y trabajadores de cualquier organización y poder difundirla a través de las redes sociales tanto de la organización como del usuario. Esta nueva funcionalidad que incorporamos nos ofrece muchas posibilidades de aplicaciones: todas las que queramos imaginar.

Stay tuned!

Este pasado miércoles, tuvimos el honor de participar en el curso Administración electrónica, gobierno abierto y empresa digital que organizaba la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. En nuestra intervención tuvimos la oportunidad de hablar de la situación histórica donde nos encontramos ahora (llegada de la tecnología como base de la nueva cultura, formas de gobierno, etc), el empoderamiento tecnológico que tenemos y de las consecuencias que tiene ello en el ámbito de los datos, especialmente los datos en ciudades.

A partir de 2 horas y 35 minutos, tenéis el comienzo de la charla de una duración de 1 hora aproximadamente

I am participating today in the Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) summer courses to talk about Open Data, e-Administration, open government and smart cities. My goal in the course is to transmit the importance of all type of initiatives on Open Data, in order to have the neccesary data to take optimal decisiones. This is the goal of Open Data Córdoba, the project designed by Blobject and Alfredo Romeo. Enjoy it!