Subscríbete a nuestra newsletter

Te contaremos nuestras últimas novedades, tendencias y ofertas, junto con los clientes y eventos en los que introducimos nuestra tecnología

* Sin tu email no podríamos enviártela ;-)

Intelify en la Cata del Vino por Paz Segura

Home/casos prácticos, hablan de nosotros, intelify/Intelify en la Cata del Vino por Paz Segura

Una de las profesionales de social media de más prestigio de la ciudad de Córdoba, Paz Segura, escribía el pasado viernes un repaso por los servicios que Intelify ha desplegado en la XXX Cata del Vino Montilla-Moriles en su columna semanal en Cordopolis. Os dejamos la parte en la que habla de nosotros:

Esta tarde-noche (jueves) he estado de visita en la XXX Cata del Vino Montilla-Moriles, degustando unos vinitos y disfrutando del “fresquito” que no ha hecho durante el día. Inspirada y homenajeando a los Patios de Córdoba, la edición de este año se ha convertido en un auténtico evento 2.0.

Además de las redes sociales, sobre las que hablaré después, este año se cuenta con la tecnología de Intelify para disfrutar de servicios y contenidos.

Hemos llegado diez minutos antes de que abrieran, y viendo que comenzaba a juntarse un gran número de personas en la puerta hemos hecho uso del QR que durante las últimas semanas se había ido difundiendo a través de la red y medios de comunicación. Bueno además de la cantidad de gente también porque, reconozcámoslo, somos un poco techies y no podemos dejar de probar estas cosillas…

Así que como buenos early adopters que somos, nos hemos lanzado como os decía a la compra de los tickets mediante el QR que nos dirigía a la aplicación que Intelify ha preparado para la ocasión. El pago con Paypal, del que creo que ya he dicho en alguna ocasión me considero #muyfan, ha sido una grata sorpresa, y a eso añádele que por comprar el ticket con este sistema te regalaban una consumición más, por lo que la jugada ha salido redonda.

Una vez recibido el PDF con el QR correspondiente (que identifica que tu entrada está comprada), hemos accedido al recinto, previo paso por la taquilla donde hacen el primer escaneo del QR que nos han enviado desde la aplicación. Dos escaneos (era una entrada “doble”) para hacernos entrega de nuestros dos catavinos y ¡para dentro!. Nos hemos quitado todo el mogollón de gente que se apelotonaba en las taquillas a la espera de comprar el tradicional cartón. Pocos eran los que acudían con su PDF impreso (puedes hacer uso también de la compra online de entradas desde el ordenador) y menos aún los que lo hacíamos vía móvil.

(…)

Y una vez llegada la hora de catar tocaba decidir con qué bodega inaugurábamos este año. Fíjate tú la puntería, que hemos ido a dar con una de las pocas que no aceptaban QR (me han comentado que han sido 3 los únicos que no han querido participar en este nuevo proyecto tecnológico). Una lástima, pero sin problema ninguno hemos buscado una alternativa…

En nuestra siguiente parada, aunque muy novatos en la experiencia (nos decía el bodeguero que un sólo escaneo había hecho en la mañana), nos han atendido sin problema y hemos estado charlando sobre “esto de las nuevas tecnologías”. Para mucha gente es su primer contacto con este tipo de plataformas, tanto clientes como bodegueros, y puede que cueste un poco al principio, pero yo creo que más antes que después, por no decir que ya mismo está siendo, será algo que esté a la orden del día

El segundo vinito en la tercera bodega que hemos visitado. Aquí parece que estaban algo más familiarizados con el tema y manejaban con soltura el móvil para escanear el QR que le mostrábamos en pantalla. Con ellos hemos reafirmado nuestra experiencia de que resulta más fácil la lectura del código en papel que en otra pantalla, pero como hemos coincidido, será cuestión de cogerle la maña.

El recito además cuenta con unos tótems (columnas de arquitectura efímera de la que se usa en cualquier evento) con otros códigos QR que te daban acceso a contenidos sobre cómo catar distintos tipos de vino y otros para hacer georreferenciación de tu visita a la Cata publicando en tus redes sociales que te encuentras allí en ese momento.

Sobra decir que no podía estar Intelify allí sin llevar su MSP. Aún no tengo claro con qué se corresponden las siglas, pero la cosa es sencilla: situado frente a un precioso photocall se encuentra otro tótem de los que hablaba antes que cuenta con un tablet en el que te haces una fotografía que de forma instantánea se sube al álbum de fotos de la página de Facebook de la Cata. ¿Genial, no?

2017-05-25T11:23:16+00:00 25 / Abril / 2013|casos prácticos, hablan de nosotros, intelify|